Tipos de humedad en construcciones – 2da. parte

Dependiendo de su procedencia se clasifica y agrupa la humedad, básicamente son reconocidos cuatro tipos, aqui mencionamos las dos clases de humedad faltantes:

Humedad lateral por infiltración

Originada por la lluvia que bate las fachadas de un edificio, todas las plantas de éste pueden verse afectadas por la aparición de humedades en los paramentos interiores correspondientes a los muros. Esta infiltración es causada por la ausencia de impermeabilización o la degradación de la capa impermeabilizante, sea por haber sido mal aplicada, por el uso de materiales deficientes o por las condiciones de la propia obra.

Humedad por condensación

La condensación se produce por la comunicación permanente de los ambientes externos, con los internos del edificio, establecida por intermedio de la porosidad que tienen los materiales con que fue construida su estructura, los muros y las cubiertas, cuyo contacto busca alcanzar el equilibrio higrométrico entre ambos factores.

Por otra parte, también los ambientes interiores pueden generar su propia humedad de condensación, generalmente como consecuencia de una ventilación deficiente. El fenómeno es tanto más acusado cuando el recinto es pequeño y no dispone de un volumen mínimo para absorber las aportaciones de vapor de agua de la transpiración y la respiración humana, así como las procedentes de las plantas de interiores, calefacción a parafina o gas de llama directa o catalítica, etc., es común en baños, cocinas y lavaderos mal ventilados