Impermeabilización con prefabricados para industria

Son ideales para superficies amplias, y en la industria cumplen los requerimientos necesarios para protección de los techos.

Son rollos que se extienden sobre la zona y se adhieren con el fuego de un soplete. Y se debe instalar por mano de obra calificada.

Existen varios tipos de rollo, útiles dependiendo las diferentes condiciones, el tipo de losa, y el aspecto económico determinan la mejor opción para la impermeabilización, así existen rollo con refuerzo de poliéster, de fibra de vidrio, en grosores desde 3mm, etc.

Pasos para aplicación del sistema impermeabilizante prefabricado:

  • Limpieza de la zona: Se elimina falsas adherencias, polvo, grasa y el impermeabilizante anterior, para generar un correcto sellado de los traslapes y juntas en una adherencia completa al techo.
  • Imprimación de la superficie: es útil para mejorar la adherencia, evitar el polvo, se filtra en los poros, y debe ser de baja viscosidad.
  • Sello y recepción de bajadas de aguas pluviales: paso útil, pero no tomado muy en cuenta, es muy importante, se puede llevar acabo con sello de BAP o Formación de doble flor.
  • Aplicación del rollo:
  1. Se inicia en las partes más bajas de la azotea, para favorecer el flujo del agua, sin que se presente traslapes mediante termofusión.
  2. Se debe fundir la parte inferior del rollo de forma regular, sellar perfectamente los traslapes.
  3. En caso de ser de 2 aguas, muy inclinada o cuando hay caída libre, se aplica subiendo de nivel los rollos subsecuentes.
  4. Dejar libres los traslapes para el sello final, que se realiza levantando el traslape hasta una fundición pareja, sopleteando también el traslape del rollo anterior.
  5. Al fundirse, se enciman los traslapes y se hace presión fuertemente con una cuchara metálica plana hasta obtener un cordón continuo para sellar correctamente.