Historia de la impermeabilización

Impermeabilización o impermeabilizar en la actualidad da para escoger gran variedad de opciones dependiendo del material con que este fabricados los techos, paredes, o construcciones.

En la antigüedad no sucedía así, se usaban materiales naturales que estaban tomados del lugar, para techos de antiguas haciendas, iglesias, conventos, casonas, etc.

Utilizaban sistemas terrados que consistía en un entrepiso formado por viguería de madera, loseta de barro tipo cuarterón hecho a mano y una capa de tierra limpia compactada que lograba un peralte aproximado de 40 a 80 centimetros dependiendo del área de cada techo, después se aplicaba una capa de ladrillo rojo recocido hecho a mano en forma de petatillo y finalmente se aplicaba una solución de alumbre que permitía lograr una superficie impermeable.

Este sistema de protección fue usado para las azoteas por más de 300 años, era la forma ideal de proteger las construcciones, hasta la llegada de la revolución industrial y el descubrimiento del petróleo, que generaron la revolución del mercado de materiales hechos a base de petróleo.