Clasificación de humedad en construcciones

La humedad se presenta en las construcciones causando diversas patologías que disminuyen confort y salud, además de comprometer el estado de las edificaciones.

Los materiales usados para construir tienen características y capacidades de absorción de agua diferente, dependiendo de su procedencia o forma de extenderse el agua sobre las superficies, así es como se distinguen los tipos de humedades:

  • Humedad de obra: Se denomina humedad de obra a aquella causada por el agua utilizada durante el proceso de edificación, que exige toneladas de agua, más en técnicas de construcción “in situ.
  • Humedad ambiental: Las humedades medioambientales dependen de la situación ambiental de la construcción. No es lo mismo una casa en la playa, con una humedad constante y agresiva sobre los materiales que una obra situada en una zona seca y de temperaturas más o menos constantes
  • Humedad accidental: se produce por defectos de diseño, mala construcción, falta de mantenimiento de la casa.
  • Humedad capilar: Las humedades por capilaridad se producen porque el agua pasa por capilaridad a los materiales porosos de la construcción (hormigones, morteros, maderas, materiales cerámicos, etc).
  • Humedad por condensación: suele aparecer en ambientes cerrados en donde hay gran condensación de agua como el lavabo o los dormitorios que se utilizan, debido a la generación de vapor mientras dormimos.
  • Humedad por filtración: se observan normalmente por la mala impermeabilización, o defectos estructurales, o defectos de los materiales de construcción o al desgaste de los mismos.